lunes, 16 de enero de 2017

Los días iguales de cuando fuimos malas de Inma López Silva




Los días iguales de cuando fuimos malas narra la historia de cinco mujeres con un nexo común: la cárcel.
 Margot, una gitana repudiada por su familia consanguínea y política cuando da a luz a un ochomesino rubio, se ve abocada a la prostitución y a la toxicomanía.  Valentina una jovencísima y hermosa colombiana condenada por tráfico de drogas aterriza en  España con pasaporte a la cárcel acompañada de su niño pequeño, fruto de una violación al cual quiere dar una vida mejor. Sor Mercedes una monja que cumple condena por tráfico de bebés, con un pasado antes de tomar los hábitos, poco convencional. Laura que cambia su destino de bailarina clásica por funcionaria de prisiones. E Inma, una  escritora bipolar que le escribe en una larguísima carta a su amante, la historia de su vida y los motivos por los cuales se encuentra entre rejas.

No conocía a esta autora, es la primera vez que leo algo de ella y no va a ser lo último. Me ha encantado. Tiene un estilo narrativo sencillo, directo y muy maduro. Las personalidades de las mujeres están claramente definidas y construidas de manera evolutiva y sólida. El libro es una crítica social, una denuncia a la marginalidad en la que se ven obligadas a vivir muchas mujeres por el hecho de haber nacido con ese sexo y no el masculino. También  gira entorno a la  maternidad frustrada, forzada y robada.

Inma López Silva (Santiago de Compostela, 1978) es una autora gallega con una amplia trayectoria. Es novelista, ensayista, doctora en Filología, crítica teatral y autora de las novelas Neve en abril (1996) Concubinas (Premio Xerais, 2002) y No quiero ser Doris Day (2006). Con Memoria de ciudades sen luz (2008) recibió el premio Blanco Amor, así como el premio Bispo San Clemente y el premio de la asociación de escritores en Lengua Gallega. También publicó las antologías de relatos Rosas, corvos e cancions (2000) y Tinta (2012). Ha traducido al gallego, autores como Albert Camus y Jean Genet. Como ensayista se ha centrado en el análisis y la reflexión sobre el teatro, y también ha abordado el tema de la maternidad.

sábado, 3 de mayo de 2014

En el lado de Canaán, de Sebastian Barry.

"Cuando Lilly Bere empieza a contar su historia tiene ochenta y nueve años y Bill, su nieto, acaba de morir. Su memoria vuelve a su juventud cuando, hija de un policía leal a la Corona inglesa, tuvo que huir con su novio desde Dublín hacia los Estados Unidos del final de la Primera Guerra Mundial porque ambos estaban amenazados de muerte por el Ejército Republicano Irlandés. La novela trata por una parte de la relación de Lilly con los hombres de su vida y su destino a ratos terrible y a ratos sorprendente, y por otra, de la violencia y la inseguridad del siglo XX y de cada una de sus grandes guerras: las dos guerras mundiales, la de Vietnam y la del Golfo y cómo esos conflictos pesan sobre la vida particular de una mujer sencilla y valiente.
En el lado de Canaán es una historia épica e íntima a la vez, una novela sobre la memoria, la guerra, los lazos familiares y el amor, pero sobre todo, sobre el perdón y la compasión. "

«En el lado de Canaán está escrita con una enorme ternura y compasión. Sebastian Barry maneja de una manera magistral la voz y el ritmo de la novela; su universo de ficción está lleno de vida, de verdades silenciosas y de una exquisita intimidad. Es un autor que sabe captar el poder y la ironía de la historia. Al evocar a Lilly Bere ha creado un personaje especialmente memorable.» Colm Tóibín.
«Una novela épica en su manera de avanzar pero íntima en su tono… un libro con un contenido poético deslumbrante… En el lado de Canaán debe ser celebrada por la belleza, la sabiduría y el placer que nos proporciona.» The Sunday Telegraph.

Ya que mañana es el día de la madre esta novela narra la historia de una mujer, madre, esposa, abuela pero por encima de todo la historia de una mujer valiente y luchadora. A simple vista puede parecer ordinaria como tantas y tantas vidas pero explicada de manera extraordinaria que llega al corazón del lector.
Sebastian Barry destila el alma Lilly de tal modo que en algunos párrafos es pura poesía. Como aperitivo os cito algunos párrafos:

"En ocasiones los libros me han salvado, esa es la verdad."

"Me pregunto: si me hicieran una radiografía en la clínica, ¿se me vería el dolor? ¿Será como moho, como una secreción alrededor del corazón?"

"En ese momento todos eran estadounidenses convencidos y todos fueron. Hubo bandas de música para despedirles y la roca de Dios se desprendió del lecho de los cielos. Fue un terremoto que golpeó a los hijos de América, intentando engullirlos. Aquellos hijos tan, pero tan hermosos, que mujeres habían criado y besado y regañado y sobre cuyas cunas se habían inclinado padres para mirarse en los maravillosos espejos que eran sus bebes."

"Cuando el bebé se movió por primera vez, estando yo tumbada en la cama medio dormida, se me abrieron los ojos de par en par y noté una luz tan hermosa como la del sol brillando suavemente a través de mi cuerpo, de mis pechos e ingles, una especie de alocada felicidad disfrazada de luz. No sé describirlo de otra manera. Era como si alguien en mi interior me hiciera señas. Estoy aquí. Es posible que aquello no me ayudara  a sentirme menos sola, pero desde luego me hacía más valiente."

 El autor:
Escritor y dramaturgo irlandés, Sebastian Barry ha logrado grandes éxitos en el mundo del teatro, siendo además ganador de premios de novela como el Costa Book de 2008 o el Jack Tait Black Memorial y finalista en dos ocasiones del Man Booker.
De entre su obra cabría destacar títulos como La escritura secreta o Más y más lejos.


martes, 27 de agosto de 2013

La casa de la Luna de Ami McKay



Acabo de descubrir a una autora, Ami McKay y su libro La casa de la luna.  Tengo que de decir que me ha gustado pero no he acabado de disfrutarlo del todo. Pero aún así me parece que es un buena lectura y me ha parecido que valía la pena reseñarla.
El fondo de la historia lo que en realidad nos quiere mostrar es como llegaron los partos a ser tan intervencionistas y medicalizados en la actualidad.
Sinopsis
Nueva Escocia, inicios del siglo xx. Dora Rare es la primera mujer en su familia después de cinco generaciones de hijos varones. Muy pronto Marie Babineau, la vieja partera de la zona, verá en ella signos de un don especial, y con el tiempo la much acha irá entrando en el mundo de la anciana y de las mujeres; un mundo de embarazos no siempre deseados, remedios antiguos y oraciones, infusiones y milagros… La primera vez que Dora siente el palpitar de un recién nacido en sus brazos sabe que la fuerza de la vida la ha arrastrado sin remedio, y ya no tiene elección. De la mano de Marie aprenderá los secretos y los peligros de este oficio maravilloso.
La construcción de un nuevo centro de maternidad, en el que se promete a las mujeres dar a luz sin dolor y en unas condiciones modernas e higiénicas, será un cambio para todo el mundo. Acusada de brujería y señalada por los hombres de su comunidad, Dora deberá emplear todas sus fuerzas para proteger la sabiduría que las mujeres han llevado siempre consigo.
Este es el tercer libro que me leo sobre comadronas en menos de tres meses. Llama a la comadrona me entretuvo y tiene historias muy humanas, además está basada en la experiencia de la autora. El otro es La comadrona de Hope River, de Patricia Harman que me decepcionó muchísimo porque lo encontré aburrido.
Los tres libros tienen el mismo nexo común, devolver la importancia a la figura de la comadrona cuya labor ha estado eclipsada por los obstetras desde la segunda mitad del s.XX hasta hace aproximadamente, una década. Humanizar y desinstrumentalizar el parto. Os cito:

Me preocupa sobremanera que las mujeres de esta comunidad no reciban los cuidados sanitarios adecuados, y estoy firmemente convencido de que así es. A decir verdad, esto constituye un delito. ¿Por qué seguir sufriendo, señoras, el suplicio del alumbramiento cuando tienen alternativas seguras y modernas a su disposición? Deberían buscar la mejor atención que puedan permitirse en cuanto sospechen que están en estado de buena esperanza. Deberían considerarse afortunadas por tener tan a mano una gran institución como la casda de maternidad  de Canning. -Echó un vistazo a una nota que tenía en la mano y añadió-: Un lugar limpio y moderno.

Leyendo recordaba a mi madre contándome el parto de una de sus tías (finales de los años 30), un bebé alumbrado en casa con la ayuda una comadrona, un bebé que era demasiado grande para una pelvis estrecha. El bebé murió y mi madre que esperaba con unas ganas terribles un primo pensó que de mayor pariría en un hospital.
Pensé también en el parto de mi hijo mayor, que se me malencajó también (como me acordé en esos momentos de mi tía-abuela), que le faltaba un giro para encajarse bien, que llevaba dos vueltas de cordón. Un expulsivo eterno y la espera de la comadrona que hubo un momento que ya no pudo hacer más hasta que el ginecólogo apareció. Entre la comadrona haciendo la maniobra de kristeller  y él con las palas, lo sacaron. El resultado,una episiotomía kilométrica, desgarro hasta el ano y una recuperación que a más de una le debe sonar. Un postparto de calvario… Y no sabes que pensar, que si hubieras parido de pie y sin epidural igual las cosas hubieran sido diferentes. Que sabes que la maniobra de kristeller es una salvajada pero en ese momento no estás para opinar.
Lo ideal sería que las mujeres, como en Reino Unido, pudiéramos elegir. Si las circunstancias médicas lo permiten puedan parir en casa.
Por otro lado, en Holanda lo habitual es parir en casa y lo difícil es parir en un hospital. Antes de quedarme embarazada leía en algunos foros de maternidad las “ventajas” del parto en casa. Sin embargo hace poco también, leyendo un libro que no tiene nada que ver con los partos pero igualmente recomendable, Casa de verano con piscina, de Herman Koch (autor holandés), me quedé sorprenda al encontrarme con este párrafo criticando su sistema sanitario:

Somos un país rico. Tan rico como Arabia Saudí, Kuwait, Qatar… y sin embargo aquí sigue muriendo gente porque tuvieron que esperar  demasiado tiempo, un riñón. Mueren recién nacidos porque al ambulancia que ha de llevarlos a toda prisa al hospital se queda atascada en el tráfico, las vidas de las madres corren un grave peligro proque nosotros, los médicos de cabecera, las hemos convencido de que parir en casa es seguro. Cuando en realidad lo que deberíamos decirles que es más barato, eso es todo; aquí también se aplica lo de si todas las madres ejerciesen su derecho a parir en un hospital, el sistema se vendría abajo en una semana. Ahora el riesgo de muerte de bebés, o de que sufran daños cerebrales porque en los partos en casa no se pueden administrar oxígeno, simplemente forma parte de la ecuación. (…) en los Países Bajos la tasa de mortalidad entre los recién nacidos es la más alta de Europa y del resto del mundo occidental. (…) Puede convencer a una mujer de que no corre ningún riesgo pariendo en casa, que es todo mucho “más natural”, aunque solamente sea más natural en el sentido de que morirse también es natural.


Pues no sé si el autor se documentó o no, sólo que esta reflexión me hizo pensar muchísmo en como se nos manipula siempre, lo indefensos que estamos todos cuando nuestra salud falla o tenemos que hacer un ingreso en un hospital. Abierto el debate. Espero que os guste la novela tanto como a mi. Os dejo el booktrailer que me ha parecido muy evocador.

domingo, 9 de junio de 2013

El brillo de las luciérnagas

"Tengo diez años y llevo toda mi vida dentro de este sótano.
Vivo en la oscuridad con mis padres, mi abuela, mi hermana y mi hermano. Todos están desfigurados por el fuego. Mi hermana lleva una máscara blanca para tapar sus quemaduras, porque papá dice que su cara podría asustarme.
Me gusta mi cactus. Me gusta leer mi libro sobre insectos. Y tocar durante horas el único rayo de sol que se filtra por una rendija del techo. Pero desde que mi hermana tuvo al bebé, todos actúan de forma extraña. Creo que me cuentan mentiras sobre quién es el padre, sobre el Hombre Grillo que acecha por las noches, sobre lo que sucedió antes de que yo naciera, sobre por qué estamos aquí encerrados.
Por lo menos tengo a las luciérnagas. Llegaron hace unos días al sótano y las he guardado en un bote. Como dice mi abuela, no existe criatura más fascinante que aquella que es capaz de crear luz por sí misma.
Esa luz me anima a conocer el mundo exterior, escapar, descubrir qué le sucedió a mi familia. Lo malo es que aquí todas las puertas están cerradas. Y no sé dónde voy a encontrar una salida... "
Ya lo explica bien claro, un niño de diez años que vive con su familia en un sótano desde que nació. Todos, salvo el niño tienen la cara marcada y su hermana además, lleva una máscara que le cubre un rostro jamás visto por él.
Con tantos ingredientes inquietantes es difícil resistirse, y lo mejor, es que toda la novela es igual de sorprendente. El relato está lleno de giros que hace que la narración te mantenga en vilo hasta el final...

Los personajes son dignos de la casa del terror. Hermana con cara tapada, una abuela ciega que saca pollitos de huevos infecundos, un padre autoritario que parece tenerlos a todos, especialmente a su hermana aterrorizados y un Hombre Grillo que aparece algunas noches...
Ni que decir que me leí el libro de una sentada.
El autor Paul Pen es un escritor novel, empecé su anterior novela El aviso, pero confieso que la dejé, me pareció todavía muy inmadura. Empecé esta historia con reservas y fue una grata sorpresa, no sólo por el original argumento, también por la prosa cuidada y descriptiva.
Si quereis saber más sobre el autor aquí su web oficial http://paulpen.com/

miércoles, 6 de marzo de 2013

Me levanté temprano y saqué al perro

Ayer mismo comentábamos lectoras empedernidas que hay lecturas que al acabarlas te dejan como "huérfana", tardas una eternidad en encontrar otra que te llene del mismo modo.  Hace como un par de semanas (o tres) que acabé Me desperté temprano y saqué al perro, la cuarta entrega de la saga Jackson Brodie de Kate Atkinson. Me tiro de los pelos y me pregunto cuando se le va a ocurrir a Canal + comprar los derechos de la serie, doblarla al castellano (o subtitularla por favorrrr) y por supuesto, emitirla, porque si es la mitad de buena que los libros me doy por satisfecha. Ya lo comenté con respecto a sus otras novelas http://ladestripanovelas.blogspot.com.es/2012/07/kate-atkinson-y-la-novela-negra_17.html, Kate Atkinson es una escritora del lujo que con la edad mejora como el buen vino puesto que la tercera y esta última son insuperables.
 Sinopsis
Tracy Waterhouse compra literalmente a una prostituta la custodia de su hija. El asesinato de la madre antes de que se lleve a cabo el intercambio pone de manifiesto una serie de relaciones tejidas alrededor del antiguo caso Braithwate (una horripilante masacre de prostitutas), cerrado tres décadas antes. El detective Jackson Brodie, que investiga los orígenes de la adopción de una cliente neozelandesa, se sumerge en una trama de extorsión y chantaje dictada por los intereses más turbios.

Así de entrada no parece nada del otro jueves pero Kate Atkinson le saca punta al lapiz y una vez más ahonda en los sentimientos más oscuros y profundos de las personas tocando fibras muy sensibles. Todo esto combinado con una trama que va desmadejando poco a poco dejando para el final la guinda del pastel. Todos los personajes son importantes en la historia, todos tienen su cometido y su porque. Combinado con una prosa inmejorable plagada de ironía y de humor el resultado es un 10. 
Y así me quedo luego, que llevo un desfile de libros inacabados, otros de lectura rápida a la espera del nuevo libro de Kate Morton (estas Kates escriben fabulosamente bien).
La próxima novela de Kate Atkinson está prevista también para marzo, se llamará Vida después de la vida, narra la vida una mujer que nace en 1910 durante una tormenta de nieve en Inglaterra. En la novela se presenta dos escenarios en uno, en uno la protagonista muere directamente; en el otro ella vive para contarlo. La autora le da una segunda oportunidad de vida y puede observar los acontecimientos que se suceden durante XX.
¿Y que títulos os han dejado "huérfanos"?

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Las normas de la casa

 Sinopsis
"Más allá del cociente intelectual de un genio, de su memoria fotográfica, sus citas cinematográficas o sus increíbles conocimientos sobre criminalística, lo que los demás ven en Jacob Hunt es su asperger, un síndrome que le impide interpretar de manera correcta las situaciones sociales. Su madre, Emma, una mujer divorciada en la cuarentena, ha construido la vida de su familia alrededor de las necesidades de su hijo mayor, aun a costa de su carrera y casi ignorando a su otro hijo, Theo. Pero cuando la pequeña ciudad donde viven se ve sacudida por un terrible asesinato y la policía acude a interrogar a Jacob como sospechoso, todos esos comportamientos característicos del asperger —no mirar a los ojos, los tics nerviosos, la carencia de emotividad— se vuelven en su contra como una confesión de culpabilidad, y esa vida cuidadosamente labrada por Emma, y que tanto esfuerzo le ha costado, se viene abajo.
Las normas de la casa es una sorprendente historia a cinco voces que gira alrededor de dos personajes inolvidables: Emma, que representa el amor y la lucha materna e incondicional, y Jacob, una persona única y especial a la que la sociedad y el sistema no saben comprender. La trama, orquestada por una de las autoras más leídas en el mundo: «Inteligente», «hechizante», «profunda», dibuja una novela negra con argumento judicial, humor y una desbordante profundidad psicológica. Jacob es culpable de decir cosas inapropiadas, es culpable de sacar de sus casillas a su hermano Theo; es culpable de todas aquellas cosas extrañas para la gente que no comprende lo que es vivir con el síndrome de Asperger. Jacob Hunt es diferente.
Pero ¿es culpable de asesinato?"
http://www.planetadelibros.com/las-normas-de-la-casa-libro-67731.html

Está difícil clasificar esta novela, aunque es un thriller con mucha intriga es una historia de sentimientos y empatía. Empatía de la cual carece Jacob, el protagonista central. Empatía la que demuestra la autora al narrar a cinco voces la narración forjando cada personaje de manera que te es muy fácil ponerte en la piel de cada uno. Emma la madre luchadora que ha sacado adelante a dos hijos ya adolescentes, el mayor, Jacob padece Sindrome de Asperger un tipo de autismo de alto rendimiento. Theo el hermano menor que ejerce de mayor y que se debate entre el amor y el odio hacia su hermano y su discapacidad. Las otras dos voces, la del abogado y la del inspector de policía parecen más dos narradores subjetivos intentado mostrar a Jacob desde fuera.
Me ha encantado es una historia conmovedora que deja huella, plagada de ironía, otra de las carencias de Jacob. De planteamientos que abordan los límites "normalidad" y a fin de cuentas, de esa "empatía" de la cual presumimos y de la cual carecemos con personas que padecen una discapacidad  psíquica. Os dejo algunas citas:

"En primer lugar, ahora se supone que somos supermadres, en vez de admitir que tenemos defectos, resulta tentador creer que todas las madres se levantan todas las mañanas frescas como una rosa, que nunca levantan la voz, (...) y tengo intención de hacer que graben en mi lápida PORQUE LO DIGO YO."
"Por otro lado , creo que los gatos tienen asperger. Como yo, son muy listos. Y como yo, a veces sólo necesitan que los dejes en paz."
"He aquí las cosas de las que tengo miedo: (...) Que se pueda querer y odiar a alguien al mismo tiempo. Que la edad no tenga nada que ver con quién es el hermano mayor."
"No se quiere a un niño por lo que hace o lo que no hace; se le quiere por lo que es."

 La autora

viernes, 26 de octubre de 2012

Los recuerdos, David Foenkinos

Sinopsis

"Nueva novela del autor de La delicadeza, un éxito que ha vendido 50.000 ejemplares en España y 1 millón en Francia. Cuando su abuelo muere, el joven narrador se da cuenta de la cantidad de cosas que no ha compartido con él. Decide entonces aprovechar al máximo el tiempo junto a su abuela. La visita a menudo y consigue espantar su soledad y hacerla reír. Hasta que un día, como si de una adolescente se tratara, la abuela se fuga de la residencia. El narrador parte en su búsqueda y acabará uniéndose a ella en esa huida a la felicidad. Asistiremos así a un maravilloso viaje por los recuerdos de una vida, y veremos cómo estos, junto al mágico azar, iluminan el presente y el futuro de nuestro protagonista."
Casa del Libro
 
La verdad es que leyendo la sinopsis uno piensa que es una novela la mar de simplona, e incluso un tema muy recurrente, viaje de una persona joven con una mayor. Pero no, el viaje físico propiamente dicho sólo ocupa unas pocas páginas. Nada más acabarlo, me he puesto a reseñarlo, antes que me "líe" con otra historia y sólo me quede la esencia que esta la he disfrutado como me pasó con su anterior novela La delicadeza.  Y es David Foenkinos tiene un don, convertir lo cotidiano en extraordinario, porque no deja de ser al fin y al cabo una historia como tantas, que habla de amor, de guerra, de vejez, de muerte, y también de culpa. En definitiva, de ese cúmulo de sentimientos al que llamamos vida. Es una novela feliz, optimista, llena de sentido del humor. El estilo de Foenkinos es original,  frescoy  fluido como el agua de una fuente . La historia central está salpicada de microrelatos, "recuerdos" tanto de personajes célebres que de personajes secundarios del libro. Dejo algunos parrafos:
"... y luego llegó mi padre. Con un semblante desconocido para mí. Por primera vez lo veía llorar. Me resultaba tan extraño ser testigo de algo así.. Sus lágrimas eran un pez con piernas. Yo siempre he pensado que los padres no podían llorar. Al darnos la vida, se les secaban los ojos."
                                                                                                        pag. 11
"Y como siempre hay silencios en la conversación, al cabo de un rto los viejos tienen la amabilidad de reconocer que les duele algo, las muelas, las piernas, los ojos, lo que sea, tanto da, y nos ofrecen así el único papel que podemos interpretar; el de la constatación del dolor. Así que constatamos, constatamos, decimos con convicción que ya se pasará, pero en el fondo pensamos que es horrrible que te duela siempre algo. Nos decimos también que es lo que nos espera a nosotros, esa agonía, ese dolor en cada gesto"
                                                                                                      pag. 43
"¿Quizá los ancianos vayan a los entierros de los demás por miedo a que no asista nadie al tuyo? Sería como una manera inconsciente y preventiva de aliviar su angustia. Pero no. No veo cómo podría un muerto corresponder a una invitación. Si vas al entierro de alguien, ese alguien no podrá ir al tuyo. Es una relación unidireccional."
                                                                                                     pag. 53
"Los recuerdos son una especie de punto de llegada; y tal vez sean también lo único que nos pertenece de verdad. " Marcelo Mastroiani.
                                                                                                     pag. 178